277
Views

 

¿Contactos del tercer tipo en Buenos Aires?

Con la Guerra Fría como trasfondo, el principio de la carrera espacial y el espiritismo, en Buenos Aires se concertó una cita con extraterrestres. En la terraza del Kavanagh -el rascacielos más alto de sudamérica entonces- un grupo de periodistas y espiritistas esperó la llegada de un ovni el 6 de septiembre de 1954 a pedido de un habitante de Ganímedes, una de las lunas de Jupiter, que hablaba a través de un médium.

El médium en cuestión era uno de los hermanos Duclout, reconocidos científicos e inventores de Buenos Aires que además organizaron sesiones espiritistas durante años. Ellos registraron todos los diálogos en un libro y en cilindros de cobre a pedido de esa inteligencia extraterrestre.

Uno de ellos incluso dirigió la primer cinta en 3D hecha en Argentina. Curiosamente, en los diálogos con el médium, se menciona que en Ganímedes los habitantes veían televisión “en relieve”.

El tema de los ovnis gozaba de mucha popularidad y era tomado muy seriamente por las autoridades. Recordemos el escándalo que generó Orson Welles cuando transmitió por radio La Guerra de los Mundos, generando pánico y un par de muertos en los EE.UU. La noche anunciada, los Duclout subieron a la cima del Kavanagh junto con dos periodistas brasileños que habían fotografiado ovnis en Brasil unos meses antes.

bsasBuenos Aires en 1954

Entre las 22 y las 12:30 hubo avistamientos de luces según algunos. La prensa nunca los confirmó. Qué tan ciertos eran los testimonios es difícil saber; el tema vendía mucho.

Lo que sí es cierto es que vecinos de barrios cercanos afirmaron haber visto “algo”, pero los testimonios no coincidían en la forma de los objetos, ni en la dirección que tomaban, ni en el horario. También es cierto que las fotos de los periodistas brasileños fueron descartadas por fraudulentas años después.

A modo de explicación, se sugirió que los Duclout podrían haber aprovechado la cercanía de Venus y una lluvia de estrellas -ya prevista en los calendarios astrónomicos- para crear la ilusión. Total, la sugestión provocada por los medios se encargaría del resto. En cualquier caso, después de esa noche no continuaron con sus experimentos psíquicos con alienígenas pero sí con radio y televisión. Poco después la ciencia les costó la vida a ambos: como a tantos otros investigadores, el uso de metales radiactivos les produjo la muerte a temprana edad.

Su legado quedó sepultado por los avances tecnológicos de las décadas posteriores, pero el extraño episodio que tuvieron con un médium y un ovni en la terraza más icónica de Buenos Aires quedará siempre flotando sobre la ciudad, como el primer encuentro(fallido) con ovnis en Argentina.

 

 


 

provisorio

Categorías:
Cultura

Todos los comentarios

  • Amigos, si no hubiese encontrado tantos errores y comentarios superficiales, lo hubiera dejado pasar.
    La investigación, textos y la mayoría de los documentos proceden de mi libro “Invasores. Historias reales de extraterrestres en la Argentina” (Sudamericana, 2009) y del blog https://invasoresellibro.wordpress.com. Son demasiado jóvenes para no citar fuentes.
    Ojalá lo tengan en cuenta una próxima vez.
    Saludos

    Alejandro Agostinelli 18 septiembre, 2023 11:25 pm Responder
    • Hola Alejandro,como estas? Gracias por escribirnos.Te debemos unas disculpas a vos y a los lectores, recientemente realizamos una migración web y aun continuamos corrigiendo detalles. Te invitamos a que veas el siguiente video inspirado en tu trabajo mientras continuamos trabajando en mejorar. Gracias y un saludo afectuoso. link: https://www.youtube.com/watch?v=bIuPisWfcD8

      Avatar photo Muta Magazine 13 noviembre, 2023 9:20 pm Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *