120
Views

‘¿Alguna vez pensaste en renovar tu licencia de conducir desde un cajero automático? ¿Alguna vez viste la película que querías en el minuto que querías para aprender cosas o deseaste aprender cosas estando en lugares remotos? Si lo deseaste lo harás!’

 

 

 

Estas eran las preguntas que AT&T, Inc. (American Telephone & Telegraph) uno de los mayores operadores de televisión por satélite en los Estados Unidos ,actualmente responsable de HBO MAX, Direct TV, CNN entre otros, hacía en sus propagandas televisivas allá por 1993. Todas ellas concluían con un slogan determinante: “You will” (lo harás).

La campaña publicitaria realizada por AT&T, Inc. hoy es considerada como pionera en el modelo de publicidad online mejor conocida como Pay per click digital advertising banner (PPC) , en donde los anunciantes pagan por cada click que los usuarios realizan en sus anuncios.

28 años después este formato fue adoptado por gigantes tecnológicos que están marcando el nuevo rumbo del marketing con sus Google Ads, Bing Ads, Facebook Ads,. entre otros. Estas plataformas poseen una poderosa infraestructura para recolección de datos y vigilancia, focalizada en un nuevo mercado lógico- económico.

 

La Ley de moore

 

ColossusColossus: The Forbin Project (1970), el gobierno estadounidense desarrolla una supercomputadora que ayude a prevenir una guerra nuclear, pero la máquina decide que la mejor manera de lograrlo es esclavizando a la humanidad. Fuente. Universal Pictures.

 

A principios de 1965, cuando las computadoras centrales eran del tamaño de una cocina de pizzería y recién comenzaban a usar circuitos integrados, Gordon E. Moore—co-fundador de Intel (NASDAQ: INTC) publicó un artículo en Electronic Magazine donde predecía que el número de transistores que se podrían almacenar en una unidad de espacio se multiplicará cada dos años. Su ley implicaba que las computadoras, y las máquinas que están dentro de otras computadoras, así como sus núcleos, se volverían pequeñas, rápidas y económicas con el tiempo, y que los transistores en sus circuitos integrados se harían más eficientes. Esta ley no solo se cumplió sino que algunos señalan que este principio ha entrado en desuso. Recomiendo al respecto el siguiente documental para seguir indagando: The light bulb conspiracy.
Lo cierto es que esta suerte de predicción se transformó en la insignia de la industria publicitaria tecnológica, asegurándole un crecimiento económico, social y tecnológico.

 

 

La nueva ley de Huang y la IA

 

 

El equipo científico al frente de NVIDIA Corporation -la empresa dueña de los procesadores gráficos entre otras cosas- presentó en el 2020 productos que exceden las leyes clásicas de Moore al punto de nombrar en referencia al CEO de la empresa, Jensen Huang, como hacedor de una nueva ley.

Mejor conocidos por la fabricación de procesadores gráficos ‘Geforce RTX 3080’ para juegos como Fornite, Cyberpunk 2077 o Call of Duty, NVIDIA ha demostrado mejorar rendimiento, iluminacion, ambientacion, las latencias -el lapso de tiempo que existe desde que damos una orden en nuestro ordenador hasta que llega a nuestro monitor-, resolución, en tiempo récord si comparamos con la predicción de Moore de multiplicación cada dos años del número de transistores en un microprocesador.

El año pasado, junto a otras empresas multinacionales -como Siemens IBM y GSK, formó parte de la iniciativa UK Research and Innovation destinada a invertir 10 millones de libras en el primer centro de Medicina e Inteligencia Artificial IA en Londres. El objetivo: la construcción de una supercomputadora, la ‘Cambridge-1’ destinada a la resolución de problemas médicos urgentes,entre ellos los ocasionados por COVID. junto a científicos de AstraZeneca, Guy , NHS Foundation Trust, y Oxford Nanopore entre los mas reconocidos. Entre otras cosas NVIDIA Y GSK se asociaron para implementar plataformas de cálculo de vanguardia para la obtención de imágenes y desarrollar la genómica -disciplina relacionadas con el estudio de los genomas y su aplicaciones en terapia génica y la inteligencia artificial.

”La IA es la automatización de la automatización” sostiene Huang, orgulloso de que su producto haya multiplicado su rendimiento unas 317 veces en menos de una década.

 

Esta percepción, ley matemática para unos reto tecnológico para otros- es una fuente de ingresos millonaria adoptada por numerosas empresas y organizaciones que busca precisión, inmediatez y resultados predictivos de análisis de datos complejos. Lamentablemente, en esta carrera tecnológica, la discusión ética y social no tuvo el mismo desenlace. Las problemáticas aparejadas con estos avances (extracción de minerales: zinc, cobre, hierro o aluminio, metales preciosos como el oro, el platino o la plata y compuestos metálicos menos conocidos como el coltán, así como diferentes tipos de plásticos y de vidrio, etc) se cruzan con nuestras vidas por lo que deberían ser analizadas en sus contextos y junto a los medios que las construyen. De lo contrario caeríamos sometidos a la tecnociencia y a la tecnocracia sin tener en cuenta los contextos políticos y económicos en juego. Será tiempo de pensar este proceso de transición tecnológica que estamos viviendo para proponer perspectivas políticas que sumen en lugar de satisfacer la predicción de estas nuevas leyes y sorprendernos con fantasías autocumplidas de este estilo.

 


 


¡Hola! Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Muta, medio independiente hecho en Argentina y Uruguay, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría e importancia de saber que estás del otro lado.

 

Categorías:
Cyberpunk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *