169
Views

Tapa revista Cancelado!Tapa revista Cancelado!

 

Eha, ¿cómo anda la monada? durante el proceso de grabación de este otro material –que pueden ver acá– se abrió la posibilidad de entrevistar a Lele Ferreyra, dibujante, ilustrador y profesor, quien junto a otros célebres artistas conforman el núcleo del colectivo Alegría, que viene revoleando molotovs gráficas desde 2016, siendo su objetivo la política y la cultura que la rodea.

Si ya conoce lo sabrá y si no le cuento que este grupo de dibujantes ya produjo 3 tomos de anuarios gráficos y la flamante Cancelado, otra revista de historietas a todo trapo.

Tapas de anuario de AlegríaTapas de anuario de Alegría

 

Sírvase un café o una birra y prepárese a leer una entrevista que pasó de breve a inconmensurable, como la cuarentena.

Ahora sí, a mangiare.

¿Cómo es que surge y por qué?

Yo no estuve en la movida desde el comienzo , si recuerdo que el Polaco Scalerandi me había comentado “che mirá, se está armando algo” pero siempre era algo sugerido, no era nada concreto. Por aquel entonces estaba laburando en publicidad, acababa de ser papá por segunda vez, bastante alejado del palo.

Así que primero fui groupie de Alegría, luego empecé a colaborar esporádicamente. Charlando con Ernán (Cirianni) , con el Polaco Scalerandi, con Sémola Souto que están desde el comienzo en Alegría, así me fui enterando de cómo se fue gestando todo…un grupete de dibujantes, en su mayoría historietistas que venían con ganas de hacer algo. Algún proyecto, una revista, algo, pero no terminaban de darle forma a la cosa y bueno, lograron unirse gracias al Macrismo.

Dio un montón de material…

Logró unir a mucha gente. Y entonces ahí dijeron es esto, vamos por acá, humor gráfico político. Se juntaron a cranear el proyecto, a darle forma. La idea que tenían no era la de salir en papel porque era imposible, aunque esa era la idea en un principio… pero era inviable, entonces recurrieron a las redes, principalmente Facebook de entrada e Instagram después, salía material todos los días y explotó la cosa. Porque bueno, era necesario tener un posicionamiento critico desde el humor, una mirada crítica frente a la gestión macrista, y había -entre los que me incluyo- un montón de gente interesada en participar, en aportar, en colaborar, que gradualmente se fue sumando y de ese grupo original de 4 o 5 que armaron toda la movida, se fue sumando un montón de gente y se armó un colectivo bastante grande. Incluso vas a ver que hay gente que por ahí colaboró en un anuario y después no estuvo más pero que dejó su impronta en lo que fue el colectivo. Y se dio una cosa así, mutante pero piola.

¿En algún momento tomaron inspiración de algún lado y dijeron “che podemos hacer como lo que están haciendo acá”?

Si, Ernán tenía unas referencias. La revista digital de historieta y humor gráfico española “Orgullo y satisfacción”; que en su momento causó mucho revuelo y fue censurada. Él la tomó medio como modelo.

Ernán era el que sabía bien…

Ernán es el Gurú de Alegría.

Obra de Ernan CirianniObra de Ernan Cirianni

 

Además, en el primer año fue bastante fuerte la exposición política, que no se si fue cambiando, había contraste, por eso también creo que fue muy excitante el primer año de .

Si, el primer año fue como todo fenómeno que recién arranca; generalmente tiende a viralizarse y a expandirse siempre que exista un mensaje, un material que se dirija a un público específico. Yo me acuerdo lo que fueron las primeras movidas con el anuario, a las que fui como seguidor… exposiciones, charlas, eran movidas grosas, mucha gente, mucha repercusión. Después fue decreciendo la cosa. Quizás se fue agotando un poco el mensaje, o ya no se veía como algo tan novedoso. Lo que pasa es que este también fue y es un laburo de resistencia. Uno tiene la convicción de que tiene que seguir haciéndolo, aunque sea evidente que no es lo mismo lo que funcionaba en Facebook 6 años atrás y lo que se viraliza ahora, además ahora Alegría está re contra ghosteada.

 

Obra de Polaco ScalerandiObra de Polaco Scalerandi

 

Eso es un poco lo que mencionaban la otra vez (previo a la entrevista, en noviembre, se realizó el evento Cancelado! en el bar La Dignidad donde se presentó la revista y participaron diferentes oradores) que en cierto sentido había algunos que decían “bueno, nos tiraron mierda, pero hey, logramos que nos tiren mierda”

Ahí hubo una pregunta, que se hizo en la jornada que estuviste, creo que la había hecho Gus Sala y que yo no llegué a responder. El preguntó si la gente que nos sigue actualmente nos sigue para putearnos…y yo creo si, que mucha gente nos sigue para putearnos. Te das cuenta cuando hacemos humor dedicado a jóvenes republicanos, o más todavía cuando nos metemos con los libertarios, cuando haces un chiste medio satirizándolos, saltan al toque y salen comentarios uno atrás del otro. Y ahí te das cuenta de que te siguen un montón de new libertarios…

Que quieren quejarse.

Que necesitan quejarse y que quieren hacer de esa queja una práctica cotidiana. Y que eso los hace felices en un punto, calculo, o no, no sé. No sé si felices es la palabra.

Sí, es medio…yo creo que es medio patológico eso. “Encuentro mi posición en el mundo quejándome”. Un poco me pasa, se necesita uno para ver al otro. Pero no tiene una respuesta.

Una costumbre bastante burguesa, digamos. El rol del indignado. La gente escandalizada, el “alguien tiene que hacer algo”, las cacerolas. Ahí hay una delgada línea que uno nunca sabe cuándo se cruza y cuando no. Está todo ahí revuelto, entreverado.

Claro, es mucho más fácil tirar un mensaje, decir están haciendo algo mal, a tirar una buena idea o hacer algo.

Bueno, de hecho Milei recién asumido lo primero que hizo fue tomarse un franco. Si sos consecuente con un discurso basado en el imperativo de lo que hay que hacer, con el versito ese que apunta al borrón y cuenta nueva y bla, bla, bla. Es como… bueno, está todo mal, hay que imponer el anarcocapitalismoneoliberal urgente, pero primero me tengo que tomar el día (risas).

Claro, no tiene cara…

Pero bueno, es uno de los tipos que hay que tomar en serio. Porque bueno, recordemos que a Macri nadie lo tomaba en serio.

Si, justamente, empezó como un gran chiste.

{gallery}Alegria 1{/gallery}

Retomando lo de la posición política, o más bien posición en el tema gráfico, vino a ocupar un lugar que en algún momento tuvo la Humo® y la Satiricón; cómica pero seria sobre la política. En la época del Macrismo donde había mucho contraste se podía, creo que tuvo mucha fuerza, a diferencia de hoy.

Uno puede hacer una genealogía del humor gráfico y resignificar la tradición gráfica que hubo acá (Argentina), que es muy fuerte. Vos imaginate que se siguen haciendo cosas cuando casi no hay papel, NO HAY PAPEL. Y pensá, en todas estas publicaciones históricas Tía Vicenta, Rico Tipo, Hortensia, Mengano, Satiricón, Chaupinela, el Ratón de Occidente… confluyendo con publicaciones de todo tipo, saliendo de la sátira y más acá en el tiempo, convivían revistas como el Ojo mocho, Diario de poesía, El Periodista, El Porteño, Cerdos & Peces, por nombrar las que me vienen a la memoria ahora. En un momento la producción gráfica y la revista tenían una potencia zarpada. Obviamente esto se perdió por una cuestión económica y por una cuestión de cambios de paradigmas, de cómo llega un producto.

{gallery}Alegria 2{/gallery}

Y de quién lo consume…

De los nuevos formatos y de quién lo consume. Todo esto hizo que obviamente el papel deje de ser un soporte tan relevante. Pero de alguna manera esa tradición no es que desaparece de una generación a otra, va mutando un poco. Alegría recoge un poco el guante, toma la posta de lo que fue en su momento la Humo®, que se bancó el radicalismo y el menemismo. Después vino Súper Humo®, que era como una necesidad creo yo, de los dibujantes de tomar un poco la posta y meter un poco más de historieta, como rompiendo un poco el formato de Humo®. Y eso derivó de alguna manera en la Fierro, digo yo, es la película que me armo, yo hago esa lectura, como que en ese pasaje que se da Humo® – Súper Humo® – Fierro hay algo orgánico que se fue gestando. Alegría toma como referente un poco la esencia de lo que fue la Humo® y ahora estamos más en una instancia en la que, si bien no pretendemos abandonar el humor gráfico, estamos en una instancia donde queremos abrir un poco más el juego, probar cosas nuevas, siempre desde esa cosa quijotezca que ahora no garpa mucho en plena era del token. Como que estar haciendo humor gráfico, es una tarea, un laburo por lo menos anticuado…se podría decir. Pero creo que todavía hay una necesidad por parte de los que seguimos haciendo humor gráfico, de los que intentamos hacerlo, como en mi caso. Yo no me considero un humorista gráfico; hay humoristas gráficos de la puta madre, que de repente vos los ves y tienen esa matriz, con toda esta carga que te estoy diciendo, de esa tradición gráfica de acá, que es alucinante.

{gallery}Alegria 5{/gallery}

Sí claro, noto una posición muy fuerte con la continuidad, porque hay ganas de hacerlo. Pero también está esa lucha de que se haga impreso.

Si, hay una frase que dice “no hay nada nuevo, salvo lo que se ha olvidado” En un punto pasa eso, estamos acá en la librería, hay libros por todos lados…en el depósito tengo 3000 vinilos… volvió el vinilo y ahora ves en los kioskos que están reeditando vinilos, los venden a 2 lucas y media. Hay algo cíclico en esto. Yo justamente vengo leyendo este libro de Humberto Eco y Jean-Claude Carrière, que se llama Nadie acabará con los libros, dónde formulan hipótesis muy interesantes relacionadas a todo este asunto…un día se corta la luz y no vuelve ¿qué hacemos? Hay algo análogo en lo que plantean con esto que estamos hablando. No sólo se trata de una cuestión romántica sobre el humor gráfico, sobre historieta, sino de que, bueno, que hay gente que realmente necesita tener las cosas en la mano, leerlas. De hecho hay ferias, hay muchos pibes y pibas que arrancan con todo y hay ferias de fanzines. Siempre se habla de que es el fin de esto, el fin de lo otro. Y después va pasando el tiempo y la gente sigue agarrando las cosas con la mano.

No es el fin de nada, siempre estuvo en crisis.

Siempre, lo que pasa es que acá, lo que solapa y distorsiona todo eso es la cuestión económica. Eso hace que sea todo un poco más obsceno. Frente a la muerte del papel, surgen alternativas y hay salidas laterales, como en cualquier crisis, eso es así. Y de hecho Alegría se sostuvo…estuvo muy al pie de cañón con el macrismo y sigue en pie con el albertismo, cagada a palos pero sigue, y también en papel.

Ayer con el tema de Chubut fue como muy evidente.

 

Obra de PogoObra de Pogo

 

Eso lo vimos en toda la gestión macrista, pero que esto continúe, que Albert haga una sola retención a las grandes riquezas de rodillitas pidiendo perdón y que siga todo el tiempo agachándose… La Barcelona sacó algo que me hizo reír mucho justo hoy, dice: ‘’En olivos dicen que Alberto no tiene fiebre, es tibio por naturaleza’’.

Acá hicimos también unas contratapas de Barcelona junto con Manu. Esta es….

Qué grande, agarraron a Punisher.

 

Tapa a la que hacemos referencia: John Romita/El Nolo/LeleTapa a la que hacemos referencia: John Romita/El Nolo/Lele

Parodiamos tapas viejas y cambiamos ciertos elementos, nada nuevo por cierto…y bueno, ahí estamos. Los que estamos en este palo, con esta, nuestra forma de comunicar, de militar nos vamos tirando centros tratando de agruparnos. Nosotros venimos colaborando hace bastante con la gente de Barcelona. Y la propuesta que salió con esto de El Argentino es consecuente con todo lo que venimos hablando, mientras cierran las pocas revistas que quedan, sacar un diario gratuito…más quijotezco que eso no hay.

Obra de AgiteObra de Agite

Eso sí es una apuesta fuerte. Retomando al tema de los anuarios, me di cuenta que funcionan como documento histórico; y no sé si eso lo planearon. Y te digo, yo no voy a ir comprando un libro que me hable de política, pero me recontra sirve para decir che, ¿qué fue lo que pasó en esa época? Y acá lo tenés y tenés una mirada muy clarita.

{gallery}Alegria 3{/gallery}

Sí, eso lo hablábamos mucho, cada uno toma Alegría desde costados diferentes ¿no? Para algunos funciona de forma catárquica, como una vía para sacarse la mierda y como una forma de militancia. Yo veo en Alegría además un documento de época. Maléfico decía que Alegría va a ser en el futuro como esos viejos manuales del alumno bonaerense. Yo coincido en parte con lo que él decía, porque en sí es un bruto registro de época y algo hasta didáctico.
Hubo un escritor que colaboró en un anuario que falleció hace poco. Un escritor del carajo, Carlos Busqued. Yo que vengo medio del palo de los libros no lo conocía, lo conocí gracias a Alegría.

El hizo el resumen… (*)

Cuando falleció me agarró como una cosa de alegría y angustia de, “mirá que loco, este chabón que era un groso y que yo ni conocía, teniendo una librería, se copó colaborando y lo vine a conocer por Alegría”. Vuelvo a esto del documento colectivo, dónde colaboró este groso y un montón de gente.

 

Resumen mensual para el anuario por el escritor Carlos BusquedResumen mensual para el anuario por el escritor Carlos Busqued

 

Sí, vi que estuvo Myriam Bregman también.

Bregman…estuvo Taiana, gente del Partido Obrero… Lo interesante, y esto quizás en un futuro se pueda valorar, es que Alegría logró conglomerar a gente que de ninguna otra forma se hubiera juntado, como lo hizo el macrismo (risas). Se armó un poco esa alianza trosko-anarco-mapuche-kirchnerista y estuvo bueno, Alegría logró condensar eso. En un formato, en un libro, en páginas.
Logramos lograr ese logro. Y puertas adentro creo que ni somos muy conscientes de eso. Incluso nosotros nos chicaneamos todo el tiempo. Nos boludeamos y es todo muy divertido. Porque es como tomarnos un poco en broma, tomarse para la chacota todo lo que sucede desde ese costado patético de la política chicanera. Hay algo de ese agobio que lleva al “son todos lo mismo, los políticos son todos una mierda” y toda esa cuestión, con la que se puede bromear un poco, la histeria infundada, la cosa reactiva desde la pelotudez. Obviamente tiene que ver con un proceso lobotómico donde los medios operan de lo lindo, pero es un desgaste de muchas patas. Uno mismo convive con ese agobio, lo lleva en el riñón y hay que hacer un ejercicio para no caer en poses pelotudas, en manierismos alocados.
En ese sentido el humor funciona de manera antitética y puede utilizar las chicanas e internas exponiéndolas y ridiculizándolas.
La interna peronista, donde siempre hay que hablar de algo que nunca se termina de hablar…cuántas veces escuchaste decir “tenemos que dar el debate de una vez” y todos amagando y vos lo ves reflejado en todos lados, en la oposición, en las propias internas, en las chicanas entre el troskismo y el peronismo. Entre morenismo y kirchnerismo, entre la Tendencia y FIT y la combineta que se te ocurra, y ahí aparece Larreta con esa jeta de póker que ni parpadea. Fíjate que no te parpadea el chabón. Te caga sin parpadear.

Y dentro de Alegría vos decís que hay distintas vertientes políticas, si bien existen adentro, ¿saben cuál es la que quieren que se vuelque hacia afuera?

La nuestra, jeje. De hecho yo creo que ese es un motor para Alegría, digo, el no encorsetarse en una línea permite este tipo de funcionamiento colectivo desde el lugar que se nos cante y no ser partidarios como colectivo, más allá de nuestros posicionamientos políticos individuales donde la cosa se vuelve un poquito más dogmática. Eso habilita a tener variables, cierta comunicación, en donde la chicana como te dije antes pasa a ser algo constructivo; de ahí salen chistes, se genera una dinámica creativa. En su momento, con el cambio de signo político, cuando subió Alberto (Fernández) hubo una pica interna fuerte en Alegría. Hubo muchos compañeros que se fueron porque asumieron que Alegría se había vuelto troska y no era así, obviamente había compañeros troskos que se sintieron sumamente inspirados en ese momento y se arrojaron babeantes al tablero a hacer chistes antialbertistas. Ya Alberto nos iba a dar material, no tenía sentido caerle a la semana de asumido, pero esa fue mi postura, respeté, no sin putearme, a quienes quisieron darle con de todo de entrada. El tiempo en ese sentido me dio la razón, jaja. Iba a haber mucho tiempo y muchos motivos para el chiste antialbertista, pero si… se picó y se seguirá picando, que para mí está bien, estás en un grupo que hace humor político, bueno, hay que discutir política.

Bueno, muy interesante justamente lo que decís. Noto ese equilibrio dentro de la publicación, no sé si pegar, pero si de ir y hablar del tema. Después hay otros que tienen una visión como de “che miremos un poco más adelante de lo que se puede llegar a venir”. Eso está muy bueno.

Nosotros tenemos contacto diario. Todo el tiempo estamos ¿che, qué pasó? ¿Alguien se enteró de algo? Ni bien fue lo de Chubut alguien dijo “hay que hacer algo con lo de Chubut”. Nos vamos actualizando con lo que va pasando y obviamente no estamos todos, todo el tiempo al pie del cañón. Entonces siempre hay alguno que viene con la posta y ahí vamos tratando de hacer. Lo que pasa es que venimos medio atareados últimamente porque fueron surgiendo más cosas. Ahora estamos con la tira de El Argentino, hasta hace poco con la Barcelona, con los sitios nuevos, con las redes, con proyectos, con la revista Cancelado! y con algunas publicaciones nuevas que queremos hacer y estamos con todo eso y no somos tantos, entonces tenemos que diversificarnos y a veces no tenemos tiempo de hacer todo. Esperemos que se sume más gente al colectivo…

 

Obra por Lele y El NoloObra por Lele y El Nolo

 

Y si quisieran, digamos, acercar material o quisieran formar parte ¿cómo sería?

Estamos totalmente abiertos. El humor a veces es medio tirano, un chiste es eficaz o no es eficaz. Por ahí manda un groso o una grosa que hace buenas cosas pero justo el chiste no va y no va.

Claro, “esto no me causa gracia”….

No causa gracia y no tiene que ir. Pero la gente manda, incluso mucha gente manda y se decepciona porque no lo publican a la primera pero si siguen mandando en algún momento sale el chiste. Es cuestión de tiempo. Generalmente se viralizan más los chistes de colaboradores nuevos que los chistes de los viejos que ya estamos re viciados y quemados. Yo particularmente me aboqué prácticamente todo el año a tareas más internas del grupo, directamente no publiqué. Quedé quemado desde el último anuario y aparte me metí más en el laburo de gestión, o de tratar de pensar un poco la cosa.

Un poco más de lo que es la editorial.

Ponele, porque al ser todo horizontal y abierto a veces se enquilomba la cosa. No hay una cúpula que baja línea, somos los que estamos, tiramos una idea y hacemos lo que podemos. Pero ponele que estoy ahí, tratando de ver cómo hacer funcionar proyectos, como conseguir financiación. Ojalá el día de mañana podamos conseguir alguna guita o algo que nos permita laburar con más aire, ahora nos vinculamos con gente de La Dignidad, que es gente muy piola, que es un movimiento con una forma de hacer política, con una visión de la política, que está bastante en consonancia con lo que hacemos en Alegría, incluso habiendo compañeros de Alegría que por ahí no son de ese palo, que no están en la misma línea política encontramos puntos comunes en la forma de hacer. Y eso está bueno, entonces vamos como abriendo un poco el juego también, porque el dibujante muchas veces se vuelve un bicho de tablero, y no lo saques del tablero porque, bueno, los dibujantes somos unos bichos socialmente raros.

Está bueno abrirse a otros ámbitos, y ver qué pasa con eso. Ver gente que esté haciendo cosas con lo que uno va empatizando políticamente, o va en consonancia. “Che, mirá nosotros hacemos esto, ustedes hacen esto, bueno che, hacemos algo juntos, armemos algo”. Tan simple como eso. Y de ahí surgen a veces propuestas y a veces también lográs aunque sea poder financiar algunas cosas de las que hacés, auto editarte. Son caminos de gestión entre gente que está en la misma. Esa es un poco la línea que a mí me interesa seguir. Después, obviamente el día de mañana conseguimos bancarnos mejor, la felicidad de poder laburar mucho más tranquilos, porque todos laburamos de otra cosa. De hecho acá estamos en mi librería que es uno de mis laburos, porque además laburo de docente y como todo ilustrador trabajo con changas artísticas. Cada tanto sale un laburo, una tapa, una ilustración y estoy con esas tres cosas todo el tiempo.

Un montón de laburo.

Mirá todo esto, estamos rodeados.


Ok, ávido lector, si llegó hasta acá le agradezco su aguante e interés, nos tomamos un breve descanso y le avisamos: ESTA FUE LA PRIMERA PARTE DE LA ENTREVISTA. Sí, la cosa se extendió aún más, porque sufrimos de verborragia y nos encanta indagar acerca de la gráfica, su mundo y sus satélites. Nos vemos prontito en las siguientes partes de la entrevista a Lele Ferreyra, a quien agradezco personalmente tanta buena onda. Agiten el éter.

(*) En cada anuario, para separar los meses se incluyen resumenes de las situaciones y decisiones politicas de ese momento, comentadas por diferentes autores, sean ilustradores, personajes de la politica o de la cultura en general.

Links
Página de Alegría en Facebook.
Página de en Instagram.
Página de en Twitter.
Cafecito para la gente de .
-Archivo Historico de Historietas Argentinas (AHIRA) para descargar y poder leer las siguientes publicaciones a las que se hizo referencia: SatiriconHortensia El Ojo MochoDiario de Poesía – Fierro


¡Hola! Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Muta, medio independiente hecho en Argentina y Uruguay, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría e importancia de saber que estás del otro lado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *