104
Views

A fines de la década pasada la música urbana argentina adquirió una relevancia sin precedentes. Con “She don’t give a fo”, -el hit de Duki que lo alzó como una de las figuras musicales contemporáneas- se abrió paso a una corriente de trap y hip hop criollo que actualmente experimenta un esplendor nunca antes visto. Lo urbano ocupa hoy en día una centralidad insoslayable en la música pop nacional, que vivió un traspaso de lo subalterno a lo mainstream. La lista de figuras y exponentes, en especial del hip hop, es abundante: WOSKHEATruenoThiago PZKCazzuYsy A, y hasta Bizarrap, cuya figura como productor estrella es inédita en nuestro país.

El fenómeno está haciendo historia, encabezando grandes festivales tanto en Argentina como en otros países. La exportación de nuestra música está en uno de sus mejores momentos.

Este contexto sirve de estímulo a la cultura independiente urbana, de la cual muchos de los artistas mencionados provienen: la calle, las plazas, los barrios. Significa un gran incentivo para los jóvenes de hoy quienes ven en el rap el mejor vehículo de expresión artística.

Centro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía ChecheliCentro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía Checheli

En sintonía con este movimiento, el primer miércoles de este mes la cultura urbana iluminó El Espacio Cultural Carlos Gardel. En el barrio porteño de Chacarita se realizó una competencia de freestyle con competidores que iban desde los 10 hasta los 25 años y que, a pesar de las complicaciones en la organización, de forma precipitada pero con mucha garra y pasión pudieron salvarse todas las dificultades. El resultado: el regreso de lo urbano al Carlos Gardel.

Así fue como charlamos con ELA, performer e impulsora de este movimiento, artífice de aquella fecha, junto a otros colaboradores y amigos.

Centro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía ChecheliCentro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía Checheli


¿Cómo surgió la idea del evento?

Cuando se lanzó la inscripción del taller en la página del GCBA junto a los otros talleres programados lamentablemente hubo un error en la descripción y lo pusieron en otra categoría; hicimos el cambio y se dió de baja lo que figuraba, pero cuando se corrigió ya había pasado el flujo de personas que estaban atentas a las inscripciones y los talleres,
por lo que nos quedamos sin público. Esto sumado a que el Espacio Cultural Carlos Gardel en la actualidad no tiene público juvenil y hace mucho no hacían algo relacionado con la cultura del hip hop, se me ocurrió entonces que lo mejor era organizar un evento para visibilizar el Gardel y la vuelta de la cultura urbana al mismo.

Tuvimos una charla con el Coordinador del Gardel, Fernando Primofrutto, el 27 de abril y los dos concordamos que arrancar mayo con la propuesta del taller y el evento sería lo mejor, por lo que tuve una semana para la organización y difusión. ¡Já!

Centro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía ChecheliCentro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía Checheli


¿Cuál fue el criterio de selección?

Mi selección para los shows se basó principalmente en la calidad y oportunidad. La primera que convoqué fue a Honney Tz, es una cantante de la hostia, super humilde, una verdadera show woman, que la va a romper y que posiblemente llegue muy lejos, es sinónimo de constancia y superación. Después hablé con Muri Cardozo y Floor Anahi que son una pareja de lesbianas de Quilmes Oeste que conocí en una reunión organizada por Arte en Barrios del Gobierno de la Ciudad y en un cypher de freestyle en el que yo tiraba beatbox, me hicieron verdaderamente flipar. Tienen estilos completamente distintos pero cuando se juntan son una locura. No tuvieron muchas posibilidades de brindar un show y son de esas artistas que son una joyita que muchos deberían ver.

Así se sumó mi amigo DJ New que musicalizó todo el evento, excepto en el show de Honney Tz que estuvo DJ Emak acompañándola. Literalmente pedí a New que me ayude con cosas referidas a la técnica que desconozco -todo lo relacionado con cables y demá-. Estuvimos escuchando y seleccionando los instrumentales para la competencia, logramos que suene bien todo y lo hicimos super prolijo, amo trabajar con él.

Los jurados fueron entre amigos y con otros me hicieron la conecta.
Aliels es amiga mía, es jurado de las competencias de freestyle más reconocidas del underground, organizadora de las competencias Shaolin Battle y Columba Freestyle y coordinadora provincial de freestyle en los juegos bonaerenses.
AesUno lo conozco desde hace muchos años. Es un referente de la cultura, es beatmaker, productor, graffitero, DJ, rapero y gran educador de la cultura del hip hop.
Santi Orellana es el novio de Tatú Franchi que es mi amiga y fue un gol esa conecta porque él es periodista, uno de los responsables de FRF Argentina (una de las competencias más importantes del país), y actual jurado en Cultura Rap de Recoleta y Copa Federación.
Tisha Kur, otra amiga que es productora y conductora de la emisora de rap más representativa del under, que está cursando su temporada número 13, estamos hablando de Rimas Rebeldes. Ella es MC, integrante de la agrupación Mamas Killah Crew.
El último fue Lucho, que me dió su contacto, un gran productor amigo Juliano Oros, él también es productor y jurado en competencias como Misión Hip HopDEMCopa Hydra y Kilómetro 0.

Con los competidores pasó lo mismo: entre amigos, conocidos y recomendaciones, en un principio iban a ser 8 preclasificados pero se corrió la bola y quería que hubiera mujeres, querían anotarse todos hombres, así que terminaron siendo 16 preclasificados entre ellos 3 mujeres.

Tuve mucha libertad al hacerlo y eso también me permitió lograrlo en una semana, si hubiese sido algo más burocrático hubiese sido imposible. El coordinador confió en mí, en mi criterio y en mi idea. Yo me encargue de los flyers y la difusión y se logró lo que se quería lograr.

Centro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía ChecheliCentro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía Checheli

¿Cómo ves el potencial de los pibes?

El potencial de los pibes es una locura, fue una competencia de mucho nivel, ganas y disfrute. Hubo chicos de 10 a 12 años como de 18 a 25. ¡Te da la pauta que las ganas de hacer es grande! Porque vinieron muchos de lejos para un evento, un día miércoles a las 18.30 hs. Se necesitan estos espacios seguros y sanos. El apoyo es crucial, vinieron familias y amigos. Eso ayuda mucho a nutrir el potencial.

Centro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía ChecheliCentro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía Checheli


¿Cómo viste el intercambio de los chicos, los participantes, arriba y debajo del escenario?

Algunos competidores se conocieron ahí y otros ya se conocían así que estaban todos juntos, se movían juntos para salir a fumar -porque adentro no se puede- se alentaban entre ellos, se felicitaban arriba y abajo del escenario y eso es algo que debemos seguir reconociendo, que las competencias de freestyle no son puro bardeo sino la demostración de sus skills y cómo se aprende del otro como de uno mismo cuando improvisa.

Centro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía ChecheliCentro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía Checheli


¿Notaste un genuino interés desde el Estado de la Ciudad para la organización del mismo?

Como dije antes, al Gardel le estaba faltando cultura urbana y que me hayan confiado el taller y el auditorio para hacer esto es muy gratificante para mí. Sé que quieren que la cultura cuente con el espacio.

¿Cómo percibís el vigor de la cultura urbana y el rap en nuestro país con respecto a años atrás?

Sigue en ascenso, son cada vez más aquellos y aquellas que eligen la cultura urbana como forma de expresión. Desde que me metí en el Hip Hop mis ganas siempre estuvieron de compartirla y que seamos más. En mis tiempos me costó mucho encontrar un lugar y sentirme segura, así que propiciar buenos espacios es nuestra responsabilidad. Tanto yo como todos los que hacemos que esto se expanda amamos lo que hacemos y ver que cada año se logran muchas más cosas. Que los pibes y pibas de barrio se profesionalicen, ser semilleros y demás, es lo más lindo que hay. Todos queremos que alguien que conocimos en sus primeros pasos sean grandes y no terminen como en muchos casos perdidos en la calle o siendo víctimas de su contexto social.

En el marco de Cultura Urbana, este evento marcó el retorno del hip hop y las rimas rebeldes al Carlos Gardel. Con esta competencia y el rap en pleno esplendor en nuestro país, muchos pibes se acercan con el deseo irrefrenable del arte y la expresión. Casi seguros de que habrá más ediciones, todos los miércoles a las 18:30 hs se imparte el taller de Rap en el Espacio Cultural Carlos Gardel, Olleros 3640, CABA.

 

Centro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía ChecheliCentro Cultural Carlos Gardel. Foto: Sofía Checheli

Colaboración de Mariano Pereyra para MUTA. En el siguiente link podes leer sus otros aportes a la web. Podés ver sus otros trabajos haciendo click acá.

Categorías:
Música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *